Puig de l'Estrell 

Descripció de la ruta

Lo más propuesta más común para acercarse al puig de l'Estrell es la que se reseña pasando por la Roca Rossa, su santuario y el vértice geodésico. En mi caso no paso por dichos lugares, aunque al estar relativamente cerca se puede plantear, sobre todo por aquellos a los que les gustan las largas distancias. 
En mi caso, con mis limitaciones, me he conformado con visitar exclusivamente la cima. Tanto para el reto de los 30 turons del Maresme, como para el ICGC, ésta se encuentra en el punto más alto de la urbanización Roca Rossa, de Tordera. La cima se reconoce fácilmente por el depósito de aguas de la urbanización. 
En esta propuesta se camina siempre por pista de montaña, de mejor o pero calidad, pero siempre pista, como no podía ser de otra forma en esta zona tan próxima a la comarca de la Selva, donde las laderas de las montañas acostumbran a ser impenetrables, debido a la falta de explotación maderera. 
Comienzo a caminar desde la confluencia de caminos que me permitiran realizar un recorrido circular. Camino en sentido antihoraria. Paso cerca de la escola de natura de Ramió, que dejo a mi derecha. Avanzo por el Camí del Molinot, remontando por su margen derecha el lecho seco del sot de l'Home Mort. 
Más adelante cruzo por dos veces el torrente y, siempre por la pista principal, llego a un punto en el que la deja para desviarme a la izquierda, por otra pista que comienza a perder altura y que me dirige en el sentido contrario al que me interesa. Esta pista, lo que hace es rodear un grupo de viviendas, las primeras que veo, donde los perros no se cansan de ladrar. La pista realiza un giro de 180º y vuelve a ganar altura, de forma decidida. Los perros, ahora por este costado, continuan despertando a toda la urbanización. 
Así llego a un lugar donde la pista principal continua por mi derecha La dejo y sigo por otra pista, muy precaria, que contunua recto, en subida. La pista se va cerrando, pero hoy por hoy se puede caminar por ella. Así salgo bajo el depósito de aguas de la cima. No hay muchas vistas, solo hacia el Montseny, así que no me estoy mucho rato. 
Vuelvo a la calle, cuyo nombre ahora no recuerdo, y por ella enlazo con la calle d'Argentina. Por esta calle llego a un desvío. Recto podría ir al vértice geodésico i al santuario, pero me desvía por la pista de la izquierda, en fuerte descenso. Siempre por esta pista, ancha, llego al coll de la Mina d'Or. 
Continuo por la primera pista que encuentro a mi izqierda, siempre en descenso. Atento a la pendiente, bajo, durante un largo recorrido, hasta el torrent, seco, de Can Coll. Aquí de nuevo tomo la primera pista de la izquierda. Esta pista, con exuberante vegetación de ribera y sombreada, me llebva al encuentro del torrent de Mas Massó, con cuya compañía paso de nuevo a tocar de la escuela de Camp de Ramió y por Ca l'Agutzil, dando así por concluida la caminata.